domingo, 26 de junio de 2011

Un sueño fugaz - Iván Thays

En 2008, "Un lugar llamado oreja de perro" quedaba finalista del premio Herralde de Novela. No conocía nada del autor, de hecho era el primer libro suyo que se publicaba en España, pero el título me llamó la atención así que seguí mi instinto y lo leí. Recuerdo que me pareció un libro muy interesante. Ahora, Anagrama saca un nuevo libro de este autor peruano.

Se trata de una novela construida a base de cuentos (aunque es una novela; esta vez los editores no tratan de vendernos un libro de cuentos por novela, nunca entenderé esto último, ese miedo al relato, pero esa es otra historia) donde el hilo conductor es el personaje que narra en primera persona el encuentro con los diferentes antiguos alumnos del taller literario "Centeno", un taller de escritura para adolescentes.

El narrador tuvo un inicio de carrera fulgurante: publicó una novela siendo aún muy joven, recibió una beca para marcharse a Europa donde conoció al amor de su vida y tuvo un hijo. Pero de eso hace mucho. En Venecia las cosas no le van nada bien, ha dejado de escribir, su hijo murió y la relación con su mujer está a punto de resquebrajarse. Derrotado, el autor vuelve años después a Lima, más gordo, más viejo y más calvo, con la intención de hacer lo que se supone que hacía en Europa: escribir.

Es en Perú donde se reencuentra con la mayoría de sus ex-compañeros de taller (también en Venecia y en Trieste se había encontrado con un par de ellos). A través de estos ex-compañeros vemos los derroteros que han ido tomando sus vidas desde aquel taller tan lejano en el tiempo. La visión es bastante subjetiva puesto que el narrador es siempre el mismo. También a través de estas historias vemos la figura de un narrador gris, inmutable ante lo que le rodea. Sin embargo Thays consigue que no sintamos rechazo por él pese a ser un poco insensible a todo. El último cuento está contado desde otro punto de vista: una chica que admira al escritor, al "maestro", al que le considera un gran autor. En este cuento-capítulo vemos al personaje desde otra perspectiva por lo que podemos completarle más objetivamente.

Así, al final del libro, tenemos la construcción de un personaje a base de pequeñas pinceladas que va dando a lo largo de los distintos reencuentros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada