jueves, 17 de noviembre de 2011

El muñeco - Daphne Du Maurier

Llega el nuevo sello de la editorial Nevsky Prospects, Fábulas de Albión, cuyo propósito, como ellos mismos indican en su página es: "revelar las esquinas ocultas, desconocidas y oscuras de la literatura anglosajona". Por lo pronto, tienen pendiente la traducción de las obras de Michael McDowell, guionista de Beetlejuice o Nightmare Before Christmas. Pero antes debutan con este primer libro, obra de Daphne Du Maurier, autora de la novela Rebeca y del relato que posteriormente también adaptaría Hitchcock en Los pájaros. 


Trece son los cuentos que comprenden la presente antología, algunos de ellos inéditos en español hasta ahora. La mayoría de los personajes de la obra parecen sacados de un frenopático; leemos los cuentos sintiendo como los protagonistas arrastran algún tipo de tara mental. La madre que arremete contra su hija en Gato doméstico; la mujer manipuladora y con cierto aire de superioridad en Lapa; o el reverendo que incita al suicidio en Y ahora a Dios nuestro Padre. En otros cuentos, es la naturaleza la causante del comportamiento de los personajes, como en Viento del este. Otros, en cambio, tienen un componente fantasmagórico como es el caso de El valle Feliz; o el que da título al libro, El muñeco, el mejor cuento de la antología y el más perturbador de todos ellos.


Hay un pero, que no puedo dejar de mencionar, y es la descuidada revisión ortotipográfica. Me da rabia porque normalmente las editoriales pequeñas e independientes cuidan mucho de este aspecto. Es cierto que el diseño está cuidado, la portada, el tipo de papel, tamaño y forma de las letras. Sin embargo, si nos ceñimos solo al texto, hay no pocos errores. No solo de los más típicos como laismo/leismo, o alguna tilde de menos. Además, hay no pocas líneas que no están separadas por espacio, fruto supongo del párrafo justificado; en ocasiones falta alguna letra o preposición o se duplican un grupo de palabras.


No obstante, es un error a corregir, que si se produce de manera aislada no tiene la menor importancia. Confiemos en que así sea.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada